4 de marzo de 2024

Raúl Castro anunció su retiro como jefe del Partido Comunista de Cuba y propuso un “diálogo respetuoso” con Estados Unidos

Compartir

El hombre fuerte de la dictadura cubana dejará el cargo a los 89 años y será reemplazado por Miguel Díaz-Canel, el actual presidente. Washington aseguró por su parte que cambiar la política hacia la isla “no es una prioridad”

CUBA: Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba y hermano del fallecido dictador Fidel Castro, propuso este viernes un diálogo respetuoso con Estados Unidos, poco después de anunciar que abandonará el cargo, el más importante en el régimen comunista de partido único.

“Ratifico desde este congreso del Partido la voluntad de desarrollar un diálogo respetuoso y edificar un nuevo tipo de relación con los Estados Unidos”, sin renunciar “a los principios de la revolución y el socialismo”, dijo en el primer día del octavo congreso del Partido Comunista (PCC).

Sin embargo, cambiar la política hacia Cuba no es una prioridad para el presidente estadounidense, Joe Biden, según indicó este viernes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, al ser preguntada durante su rueda de prensa diaria por congreso del PCC.

“Un cambio en la política hacia Cuba o la toma de medidas adicionales no está ahora mismo entre las principales prioridades de la política exterior del presidente” Biden, dijo Psaki.

Sesenta años después de que Fidel proclamara el carácter socialista de la revolución cubana, su hermano Raúl, de 89 años, presidió a puerta cerrada su último congreso del Partido Comunista.

La histórica reunión, que durará cuatro días, marca la salida de este líder revolucionario y dictador desde el 2006, y el ascenso de una nueva generación. De hecho será reemplazado el actual presidente cubano Miguel Díaz-Canel, de 60 años, quien de ahora en más concentrará el poder.

Contrariamente a ediciones anteriores, en el inicio de este encuentro no se difundió imagen alguna en la televisión, sólo algunas fotografías y videos fueron compartidos en las cuenta de medios del Estado en sus redes sociales.

En una de estas imágenes aparecieron 300 delegados del Partido Comunista de Cuba (PCC), que llegaron de las provincias del país, en un largo aplauso al momento en que Raúl Castro ingresaba con su uniforme militar seguido por Díaz-Canel.

Este último, que lo remplazó en la presidencia en 2018, será el primer dirigente también del partido, en el que ha hecho toda su carrera. Esta previsto que Díaz-Canel sea designado primer secretario, el más alto cargo del país, el lunes durante la última jornada.

Es “el congreso de la continuidad”, dijo en Twitter, señalando que las directrices del país, una de las cinco últimas naciones comunistas en el mundo, no cambiarán.

Aunque se requieren reformas económicas urgentes, con el país inmerso en una profunda crisis, el principio de partido único bajo un régimen comunista y una elite forjada por la revolución de 1959 se mantendrá.


Compartir