26 de febrero de 2024

Protestas en Madrid contra el posible indulto a independentistas catalanes presos

Compartir

Al menos 25.000 personas, según cifras de la Policía Nacional de España, se tomaron las calles de Madrid este domingo para exigir al Gobierno español no indultar a los nueve políticos encarcelados por celebrar en 2017 un referendo sobre la independencia de Cataluña. Condenados a entre 9 y 13 años de prisión, ahora el presidente Pedro Sánchez valora absolverlos afirmando tener el apoyo de la comunidad internacional.

La posibilidad de que el Gobierno español, presidido por el socialista Pedro Sánchez, indulte a los nueve líderes independentistas catalanes en prisión, enfrenta a quienes respaldan la medida de gracia en pro del diálogo con Cataluña y a aquellos que consideran que se cedería ante los que pretenden dividir España.

Miles de ciudadanos –la mayoría de ideología conservadora– salieron a protestar este 13 de junio en la céntrica Plaza Colón de Madrid contra la posible absolución de los políticos condenados a entre 9 y 13 años de cárcel por impulsar el referendo independentista de Cataluña en 2017, pese a la prohibición estatal.

«Debemos detener esto ahora porque para un perdón hay que mostrar contrición, y los separatistas no lo demostrarán», expresó Carlos Bandecha, un empresario de 47 años que participó en el mitin en el que muchos manifestantes ondearon banderas de España contra la sedición.

En una entrevista con el diario catalán La Vanguardia, la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia española, Carmen Calvo, dio el indicio más claro hasta ahora de que los indultos a los independentistas están «cerca».

La coalición de Gobierno entre el Partido Socialista (PSOE) y la formación de izquierda Podemos ha dejado ver que está a favor del indulto, contrario a las voces críticas dentro de los propios socialistas, la oposición conservadora –de derecha y ultraderecha–, así como la Justicia del país. Todos se oponen a los indultos.

En las manifestaciones de este domingo también participaron destacadas figuras de la derecha política y del movimiento centrista Ciudadanos.

«Los indultos son, en primer lugar, una traición a todos los catalanes que sufrieron el golpe separatista de 2017 y que fueron abandonados a merced del separatismo. También es un acto de traición hacia todos los españoles que respetan la ley y la Constitución», afirmó a la prensa Santiago Abascal, líder del partido ultraderechista Vox.

Según la Policía Municipal de Madrid, alrededor de 126.000 personas participaron en la protesta, mientras que la Policía Nacional situó la cifra en otra muchísimo más baja, en 25.000.

La Justicia española se opone a la salida de los independentistas

No solo son los ciudadanos y algunos partidos políticos, el Tribunal Supremo del país indicó el mes pasado en un informe no vinculante que se opone a los posibles indultos gubernamentales de los líderes catalanes.

Este tribunal fue el mismo que en octubre de 2019 condenó a los involucrados en el intento de soberanía, por organizar un referendo no autorizado y emitir una declaración unilateral de independencia que al final fue fallida y tuvo corta duración.

Si bien, ni las protestas de la sociedad o las palabras de la derecha y ultraderecha frenan por ahora la idea del mandatario Pedro Sánchez de perdonar a los dirigentes del denominado ‘procés’ (‘proceso’). Incluso a sabiendas de que puede serle muy desfavorable, el Gobierno afirma que esta decisión cuenta con un amplio respaldo de la comunidad internacional.

Tres de los doce políticos catalanes juzgados fueron condenados por desobediencia, pero no encarcelados, mientras que nueve fueron sentenciados a entre 9 y 13 años de prisión por delitos de sedición, malversación y desobediencia, entre otros.

Incluido Oriol Junqueras, el político de mayor rango en ser juzgado ante la ausencia del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, a quien la justicia alemana se negó a extraditar a España por considerar inadmisible el cargo de rebelión atribuido en su contra. A Junqueras la Justicia europea le concedió en 2019 la afirmación de que debió haber podido utilizar su inmunidad de eurodiputado, sin afirmar su excarcelación.

La Fiscalía española también está en contra del indulto de los independentistas, pues indica que incumpliría condiciones como el necesario arrepentimiento. Varios de los condenados insisten en que retomarían sus planes a favor de la independencia de Cataluña, mientras otra parte de la sociedad los considera «presos políticos».

Desde hace décadas, el asunto ha dividido amargamente a los españoles y catalanes. Alrededor del 63% de los ciudadanos se opone a la concesión de los indultos, un 25% la respalda y alrededor del 6% se muestra indiferente, según una encuesta publicada este domingo del medio digital Nius Diario, citado por Reuters. Medio que pertenece a Mediaset España.

Con Reuters y EFE


Compartir